Iglesia parroquial de la Purificación de la Virgen - LituénigoAyuntamiento: San Miguel, s/n (50581)
Habitantes: 128
Altitud: 756 m - Extensión: 11,2 km2
Distancia a Tarazona: 13 Km - Distancia a Zaragoza: 86 Km
Teléfono y fax: 976649250
Correo Electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Gentilicio: litueniguense
 
Historia y Patrimonio: La primera referencia escrita que se tiene de Lituénigo es de 1124. Fue lugar de señorío perteneciente a la familia de los Luna y, luego, a la de los Urrea. Lituénigo conserva un palacio fortaleza, hoy modificado y transformado en viviendas. De él se conserva la puerta de acceso, bajo un arco apuntado y guardada por dos torreones. Tuvo su momento álgido en los acontecimientos bélicos de la Guerra de los Pedros (siglo XIV). De época medieval (románica) debía ser la iglesia parroquial de la Purificación de la Virgen. De la primitiva iglesia quedan restos en la base de la torre. El patrimonio mueble consistente en imágenes, retablos y cálices es de los más sobresalientes de la comarca, destacando el retablo de San Miguel, obra del siglo XVIII, procedente de la ermita y conservado ahora en la iglesia parroquial. La ermita de San Miguel (siglo XIII), tras ser remodelada, es sede del ayuntamiento albergando otros servicios públicos y culturales.
 
Situación/Paisaje: Se localiza al O. de Zaragoza, en el Somontano del Moncayo, en la cuenca del río Huecha. Su relieve es accidentado, propio de las faldas del Moncayo.
Castillo - Lituénigo
Fiestas y Tradiciones: Las fiestas patronales se celebran alrededor del 29 de septiembre, San Miguel, reservándose el último sábado del mes para honrrar al patrón. La mañana del domingo Los Mayordomos, acompañados por la banda de música, recorren las calles con capazos en los que los vecinos depositan su donativo de trigo que, junto con el recogido más tarde durante el tradicional “Pesaje de los Niños” (fiesta declarada de interés turístico regional), se subastará según la tradición local. El dinero obtenido se dedica a mantener el culto a San Miguel. Sus orígenes se remontan al siglo XVII, cuando un matrimonio prometió a la Virgen que si tenían un hijo ofrecerían tantos talegos de trigo como kilos pesase el niño. Para la festividad de San Miguel nació su hijo, quedando esta curiosa tradición en el conjunto de las existentes en la Comarca. El acto central de la fiesta comienza cuando son las 12,30, entonces el vecindario se reúne en la Plaza de la Iglesia y en una balanza romana se colocan en sendos capazos el niño que se va a pesar y el trigo necesario para equilibrar la balanza. Son pesados los niños menores de un año. El grano recogido se lleva al pórtico entrando a formar parte de la subasta que se realiza posteriormente. Los vecinos hacen un pasillo en la plaza, colocándose la llave en la iglesia. Cada postor, sale al pasillo y desde la iglesia irá hasta el final de la plaza para regresar después hasta el templo y recoger la llave; si lo consigue, la subasta finaliza y él se adjudica el trigo. Durante el itinerario de ida y vuelta, los demás postores podrán realizar su oferta. Al final, el que más puntos haya ofertado se hará cargo del trigo y al año siguiente deberá pagar el grano.
 
El primer fin de semana de febrero se celebra San Blas, durante estas fiestas los mozos del pueblo prenden una hoguera que permanecerá encendida durante todas las fiestas. A las 3 de la madrugada los mozos y casados afinan sus gargantas para cantar a sus mozas. La fiesta de la Virgen del Río se celebra coincidiendo con el fin de semana de Carnaval. La gente va depositando en los lugares destinados para tal fin sus troncos y gavillas de leña; al atardecer se encienden tres hogueras y tiene lugar una procesión desde la iglesia hasta la ermita de la Virgen del Río para posteriormente realizar el camino inverso, esta vez con la imagen de la Virgen del Río. Durante la procesión se lanzan fuegos artifiales y  los cazadores disparan sus escopetas. La imagen de la Virgen regresará el domingo por la tarde a su ermita. Mientras, se han mantenido encendidas las hogueras toda la noche.
A primeros de julio se celebra el "Encuentro de Artesanos y Oficios Perdidos", una feria que revive actividades y oficios que han caido en deshuso. Se realizan actividades como la siega con hoz, vareado de la lana, fabricación de instrumentos de barro, chorizos y morcillas artesanas y se monta y prende una carbonera , entre otras actividades. Durante todo el día los gaiteros amenizan las diferentes actividades.

bot pueblostwitter
bot catedralbot portal

boton2 marcaturistica
bot 360catbot audioguias
bot sitbot fotosarereas

bot rutapmsbot videoguias

  logo proteccioncivil

     Protección Civil
Tarazona y el Moncayo

 

2017 cartel parados larga duracion comarca

 

facebookturismo

facebookparticipa